Situado en un entorno agradable


El Palomé es un hotel pensado especialmente para parejas, que además, buscan un hotel con encanto.



En un entorno atractivo, es un hotel pequeño y discreto, que invita al descanso, debido a que está situado lejos del estrés de la gran ciudad.

Pal es un pequeño pueblo del Principado de Andorra situado en la parroquia de La Massana, muy cerca del hotel Palomé.

Está situado en la zona de umbría junto al río Pal, a 1551 m altitud. Para permitir el aprovechamiento de los mejores prados y tierras de cultivo, el pueblo fue erigido en la ladera de la montaña.

Muy bien conservado, recorrer sus calles, entre casas de piedra, madera y pizarra, permite experimentar como era la vida en los pueblos tradicionales del pirineo andorrano.

Así mismo, se puede disfrutar de la oferta de ocio nocturno de los pueblos de Erts y Arinsal.

Sin olvidar que al famoso centro comercial de Andorra la Vella y Escaldes-Engordany se llega en tan solo quince minutos, en vehículo privado.

En definitiva, el Hotel Palomé es un destino ideal, tanto en invierno como en verano.