Esquiar en Andorra


Deslizarse por la excelencia de sus estaciones de esquí. Si existe un lugar ideal para esquiar ese es Andorra. Gracias a su situación privilegiada en los Pirineos, ofrece laderas espectaculares, remontes rápidos y seguros, además de accesos fáciles por carretera.


Desde principios de diciembre hasta mediados de abril, la temporada de esquí está asegurada las abundantes nevadas, así como por más de 1000 cañones de nieve. Siempre con la frecuente presencia del sol mediterráneo

Sus pistas suman más de 300 km, entre todas, combinando los paisajes naturales con los servicios urbanos necesarios para satisfacer las necesidades de sus numerosos visitantes.

Tanto es así que Andorra es la sede de competiciones deportivas internacionales de esquí alpino. Su búsqueda constante de la excelencia ha sido recompensada con la concesión de Copas del Mundo de Esquí Alpino, Copas del Mundo de Esquí de Montaña, de Kilómetro Lanzado y así como ser elegida para la celebración del Freeride World Tour.